Una parada obligatoria siempre es el Níspero, en el Valle de Antón. Entiendo que recientemente han cambiado de administración… y mientras han hecho un par de hábitats nuevos, han dejado perder otros. Tener un zoologico no es vaina fácil…